El Bosque Perdido del Barranco de Gevas

Un Monumento Natural del Municipio de Purchena de Gran Interés Botánico e Histórico.

Si estuviéramos en Cádiz, Huelva o Cataluña la existencia de Alcornoques (Quercus suber L.) y Quejigos (Quercus faginea subsp. faginea) no tendría nada de insólito, pero encontrarlos en Purchena (Almería), concretamente en el Barranco de Gevas, cerca del mayor Desierto de Europa, la cosa es muy diferente.

La presencia de esta singular formación vegetal, determina un hecho curioso, al parecer único en la provincia de Almería, que es la presencia de cuatro especies del género Quercus (Encina, Coscoja, Alcornoque y Quejigo), de muy diferentes óptimos ecológicos, en un mismo Barranco de reducida extensión.

Detalle de las hojas de las especies del Genero Quercus existentes en el Barranco Gevas. 1 Coscoja-Quercus coccifera. 2b Encina-Quercus ilex subsp. ballota. 3 Alcornoque-Quercus suber. 10a Quejigo-Quercus faginea subsp. faginea. (Fuente: Flora Iberica.CSIC)

Los Alcornoques y Quejigos existentes entre el Barranco de Gevas y Barranco Apretones, en los alrededores del Cortijo El Esparteño, constituyen una Reliquia Natural, tan importante o más que la Iglesia de Purchena o las piezas existentes en el Museo Arqueológico de la Ciudad.

Los Bosques Relictos son aquellos que quedan en un lugar como vestigio de la vegetación que alguna vez hubo en una zona, cuando las condiciones climáticas y ecológicas eran diferentes a las actuales, y como consecuencia, hoy día, sólo podemos encontrarlos aislados en pequeños enclaves o refugios donde existen unas condiciones similares a las primitivas.

El Alcornoque se desarrolla, en la actualidad, en regiones bastante húmedas comparadas con Sierra de los Filabres, regiones donde la precipitación media anual supera los 500 mm/año y no se producen grandes heladas. Y el Quejigo, tiene unos requerimientos hídricos todavía mayores (mínimos de precipitación anuales de 800 mm y mínimos estivales superiores a 100 mm). En Purchena, llueve poco más de 300 mm/año.

Es decir, atendiendo a las condiciones bioclimáticas actuales del Barranco Gevas y su entorno, estas formaciones vegetales no deberían estar allí.

Magnífico ejemplar de Alcornoque situado junto al Cortijo Apretones

Y entonces, cabe preguntarse: ¿Qué hacen estos árboles en un Barranco de Purchena?

En un principio, cabría pensar que estos árboles pudieron ser plantados, de forma experimental, durante la época que tuvo lugar la ingente repoblación forestal de la sierra, en la década de los años 60 y 70.

Primera hipótesis descartada, ya que existe documentación histórica que evidencia su existencia ya en el Siglo XVIII.

La citada documentación histórica, se refiere a un escrito que en 1784, redactaron un grupo de pescadores del Levante Almeriense a las autoridades de la época advirtiendo sobre la necesidad de tener que desplazarse a Filabres en busca de corcho, para la fabricación de sus utensilios de pesca.

A continuación, reproducimos parte de texto del citado escrito, extraído de la magnífica publicación “Almería: Hecha Mano”, de los hermanos García Latorre:

“…Y hazemos presente a vuestra merced que, siguiendo dichos
arrendadores, en poco tiempo fenezerán dichos árboles, por el ningún
cuidado que tienen en veneficiarlos… prezisándonos pasar a la
sierra de Filabres en busca del dicho corcho”

Por otro lado, pensamos que si, en aquella época, los pescadores estaban dispuestos a desplazarse desde el litoral hasta Purchena para obtener corcho, la extensión del alcornocal debería ser bastante mayor que la que ocupa el escaso centenar de pies existentes en la actualidad.

Pero además existen otras evidencias, que invitan a suponer un origen natural de los alcornoques del Barranco de Gevas, éstas son las relacionadas con la información obtenida en yacimientos arqueológicos prehistóricos cercanos, en los que se han encontrado restos de corcho.

Todo parece indicar, por tanto, que la llegada de los Alcornoques y Quejigos a Purchena se produjo hace miles de años, cuando el clima era mucho más húmedo que en la actualidad. Posteriormente, cuando el clima se hizo más seco, como el actual, sólo algunos pies de la especie sobrevivieron escondidos, en uno de los lugares más húmedos de la sierra, el Barranco de Gevas.

Esta formación vegetal al estar alejada de sus condiciones ecológicas más óptimas (las zonas húmedas), representa una adaptación de la especie a condiciones más extremas, desempeñando de esta forma un importante papel en el mantenimiento de su diversidad genética y su capacidad de adaptación a distintos ambientes.

Tal es su importancia y rareza, que el Diario El País, el 21-08-2000, se hizo eco de la existencia de este singular Alcornocal (Enlace a Noticia) y la Junta de Andalucía, recientemente, lo ha incluído en el Catálogo de Árboles y Arboledas Singulares de Andalucía.

Finalmente, no quería terminar esta entrada sin hacer mención al amigo que me descubrió la existencia de este singular Bosque Primitivo, y que, en gran medida, contribuyo a que naciera en mi la motivación de dedicarme profesionalmente a la conservación del medio ambiente, Gregorio El Guarda Forestal de Purchena. Un irrepetible hombre, y uno de los pocos almerienses que ostentan el Premio Andalucía de Medio Ambiente, como reconocimiento a su carrera profesional.

Hoy su hijo Antonio, continúa el legado de su padre, defendiendo la creación del Parque Natural Sierra de los Filabres, a través de la Asociación Cultural Perro Asirio.

ACCESO AL TEXTO DEL MANIFIESTO “Filabres, Sierra de la Esperanza” AQUI

RECOGIDAS DE FIRMAS DE APOYO A LA CREACIÓN DEL PARQUE NATURAL SIERRA DE LOS FILABRES AQUÍ

Anuncios
Esta entrada fue publicada en fauna, Flora, Geografía y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El Bosque Perdido del Barranco de Gevas

  1. juan dijo:

    hola JL, soy un vecino de olula del rio, soy un apasionado de la botanica y leyendo tu articulo hoy me he pasado por el barranco gevas a ver si veia esos alcornoques, me ha pillado la lluvia y no he podido ver mucha cosa,he llegado hasta el cortijo del gallinero, no se si los alcornoques y quejigos estan mas arriba o por esa zona, si me puedes dar mas señas sobre por donde quedan me harias un gran favor, un saludo

  2. jlcaparro dijo:

    Buenas Juan, que bueno conocer a gente que comparte tus aficiones. Los Alcornoques están más arriba, en la pista del Barranco del Alamil. Por lo que me comentas creo que has ido a la cortijada de Gevas pero no al inicio del Barranco del mismo nombre que esta más arriba.

    El enlace que te paso a continuación creo que te servirá para localizarlos. Si no puedes no dudes en contactar conmigo.
    http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/site/portalweb/menuitem.7e1cf46ddf59bb227a9ebe205510e1ca/?vgnextoid=d733e6ed46a28110VgnVCM1000000624e50aRCRD&vgnextchannel=d833a0b5f9ca5310VgnVCM2000000624e50aRCRD&lr=lang_es

  3. juan dijo:

    Gracias por el enlace, no sabia que hubiese ejemplares de Tejo y de Alisos en la provincia, intentare subir a Gevas la semana que viene, un saludo

  4. juan dijo:

    hola, ayer vi por fin los alcornoques, vi 2 medianos que hay en el borde del camino, por cierto aparte de pino carrasco he podido observar que hay otras 2 especies de pino, una creo que es pino silvestre, sabes que especie de pino es la otra?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s